Retirada del consentimiento según el nuevo RGPD

Retirada del consentimiento según el nuevo RGPD

En mayo de 2018 entró en vigor el nuevo Reglamento General de Protección de datos. La nueva ley europea cuyo objetivo es homogeneizar la legislación en todos los países de la UE en materia de protección de datos y otorgar poder total al usuario sobre sus datos personales.

Cómo es lógico, este cambio en el marco legal va a tener consecuencias en los procedimientos y actividades de las empresas de marketing que utilizan datos personales para enviar a sus clientes y leads ofertas comerciales y otras comunicaciones. Sin duda, el impacto va a ser más relevante en el caso de aquellas empresas que gestionan su base de datos de marketing de manera manual.

En este sentido, el uso de herramientas de marketing automation ofrece al profesional del marketing la sistematización de procesos de forma ágil, un importante ahorro de tiempo y una reducción notable del margen de error a la hora de cumplir los requerimientos del nuevo RGPD.

 

Novedades de la revocación del consentimiento según el RGPD

El artículo 7.3 del nuevo Reglamento General de Protección de Datos define la nueva forma de entender la retirada del consentimiento. En concreto, este artículo recoge explícitamente el derecho del usuario a revocar su consentimiento en cualquier momento, sin que esto afecte a la legalidad del tratamiento de sus datos con base en el consentimiento otorgado previamente.

La nueva ley hace especial hincapié en la importancia de dar todas las facilidades al usuario para que pueda retirar el consentimiento sin cortapisas o procesos complejos que menoscaben su libertad y capacidad en este punto. En concreto la ley determina que “Será tan fácil retirar el consentimiento como darlo”.

En este sentido, debemos tener presente que:

  • El usuario debe poder revocar su consentimiento a través de un medio sencillo, gratuito y que no suponga ingreso de ningún tipo para el responsable del fichero o su tratamiento.
  • Por lo tanto, el responsable de la base de datos no podrá proponer como medio para la revocación del consentimiento el envío de cartas certificadas, el uso de servicios de telecomunicaciones que impliquen una tarifa adicional (líneas 902, por ejemplo) o cualquier otro medio que suponga un coste.
  • El responsable del tratamiento de los datos tendrá un plazo máximo de 10 días desde la recepción de la revocación del consentimiento para dejar de enviar comunicaciones al usuario que haya solicitado la retirada del consentimiento, sin perjuicio de su obligación de bloquear los datos de dicho usuario.
  • Si el usuario solicita confirmación del cese en el uso de sus datos, el responsable del tratamiento deberá responder expresamente a dicha petición.

 

Centros de preferencias y sus ventajas

Para atender los nuevos requerimientos del RGPD y atenerse al espíritu de la nueva norma en vigor, es conveniente ofrecer un control total al usuario sobre el tipo de comunicaciones que recibe y su frecuencia. Y para ello, la solución más práctica y eficaz es la creación de un Centro de Preferencias.
¿Qué es un Centro de Preferencias? Un espacio online al que el usuario puede acudir fácilmente para definir y modificar el volumen de comunicaciones que va a recibir en su bandeja de correo, la tipología de estas comunicaciones y otras variables.
No se trata de “freír” a nuestros leads con una avalancha de emails con ofertas comerciales o información no relevante que sature su bandeja de correo. De este modo, le damos la oportunidad de que sea él o ella la persona que lleve las riendas de la relación y filtre aquellas comunicaciones que no le aporten nada.
En última instancia, estos Centros de Preferencias tienen como objetivo permitir a los usuarios retirar definitivamente el consentimiento inicial otorgado cuando lo deseen, utilizando una plataforma con la que ya se han familiarizado y que, de algún modo, les ha permitido pilotar las comunicaciones que han venido recibiendo.
Afortunadamente, existen herramientas de marketing automation como Marketo que incorporan un Centro de Preferencias para nuestros leads, así como otras funcionalidades que permiten hacer frente a los retos del nuevo Reglamento General de Protección de Datos, de forma sencilla y sin grandes desembolsos económicos.

 

RGPD y Marketing Automation

Los cambios normativos y la dispersión de medios digitales y offline hacen cada vez más complejas y exigentes las tareas de los profesionales del marketing. De ahí la importancia de contar con las herramientas adecuadas para dedicar tiempo y esfuerzo a las labores más importantes de un marketer: el análisis y la toma de decisiones.

Marketo es un software cloud de marketing cuyo objetivo es facilitar a las empresas el acceso al marketing digital actual. Una plataforma que permite la ejecución, gestión y análisis de las actividades de marketing online, sociales y offline y que integra aplicaciones avanzadas para la gestión global de campañas, Email Marketing, Social Marketing, Marketing Management, Sales Insight y Revenue Analytics.

Si quieres minimizar el impacto en tus campañas del nuevo RGPD, solicita una demo de Marketo y podrás adaptar sin esfuerzo tus actividades de marketing al nuevo marco legal. A partir de ahora, podrás recopilar y tratar los datos de tus clientes y leads de forma eficiente para que puedas optimizar los recursos y costes asignados a estas tareas. Sin problemas ni sanciones. Así de fácil.

Centros de preferencias y sus ventajas

Para atender los nuevos requerimientos del RGPD y atenerse al espíritu de la nueva norma en vigor, es conveniente ofrecer un control total al usuario sobre el tipo de comunicaciones que recibe y su frecuencia. Y para ello, la solución más práctica y eficaz es la creación de un Centro de Preferencias.
¿Qué es un Centro de Preferencias? Un espacio online al que el usuario puede acudir fácilmente para definir y modificar el volumen de comunicaciones que va a recibir en su bandeja de correo, la tipología de estas comunicaciones y otras variables.
No se trata de “freír” a nuestros leads con una avalancha de emails con ofertas comerciales o información no relevante que sature su bandeja de correo. De este modo, le damos la oportunidad de que sea él o ella la persona que lleve las riendas de la relación y filtre aquellas comunicaciones que no le aporten nada.
En última instancia, estos Centros de Preferencias tienen como objetivo permitir a los usuarios retirar definitivamente el consentimiento inicial otorgado cuando lo deseen, utilizando una plataforma con la que ya se han familiarizado y que, de algún modo, les ha permitido pilotar las comunicaciones que han venido recibiendo.
Afortunadamente, existen herramientas de marketing automation como Marketo que incorporan un Centro de Preferencias para nuestros leads, así como otras funcionalidades que permiten hacer frente a los retos del nuevo Reglamento General de Protección de Datos, de forma sencilla y sin grandes desembolsos económicos.

RGPD y Marketing Automation

Los cambios normativos y la dispersión de medios digitales y offline hacen cada vez más complejas y exigentes las tareas de los profesionales del marketing. De ahí la importancia de contar con las herramientas adecuadas para dedicar tiempo y esfuerzo a las labores más importantes de un marketer: el análisis y la toma de decisiones.

Marketo es un software cloud de marketing cuyo objetivo es facilitar a las empresas el acceso al marketing digital actual. Una plataforma que permite la ejecución, gestión y análisis de las actividades de marketing online, sociales y offline y que integra aplicaciones avanzadas para la gestión global de campañas, Email Marketing, Social Marketing, Marketing Management, Sales Insight y Revenue Analytics.

Si quieres minimizar el impacto en tus campañas del nuevo RGPD, solicita una demo de Marketo y podrás adaptar sin esfuerzo tus actividades de marketing al nuevo marco legal. A partir de ahora, podrás recopilar y tratar los datos de tus clientes y leads de forma eficiente para que puedas optimizar los recursos y costes asignados a estas tareas. Sin problemas ni sanciones. Así de fácil.